lunes, 13 de julio de 2009

Crímenes Perfectos (Andrés Calamaro)


La canción que inauguraría el blog no solo tenía que ser lúgubre o desconsoladora per se, ni tenía que ser solamente otra de esas que se te suben en la espalda, te hacen flaquear las piernas y manda a tu sonrisa al banco de suplentes; este blog debía tener el mejor comienzo posible. Por eso, y evitando el fácil recurso de traer primero a alguna canción llorona y tonta de las tantas que suenan por ahí (lo que, en palabras de un amigo, ha perrateado el asunto), y venciendo la tentación de traer alguna de las canciones obvias para este blog (léase: algún tango de antología o una de José Larralde), decidí comenzarlo con los Crímenes Perfectos de Andrés Calamaro, que tiene el mejor primer verso y la mejor primera estrofa (es decir, el mejor comienzo) de cuantas canciones conozco.

¿Sentiste alguna vez lo que es tener el corazón roto?

Por estos días la incertidumbre campea tan a su antojo que si en algún momento me convence de dar dos pasos hacia allá, de inmediato me muestra que mejor sería darlos hacia acá, sin contradecir lo primero, pero sí.  Y mientras tanto, la pena me empieza a crecer, adentro, y veo los asuntos pendientes volver hasta volverme muy loco porque Ella no va a volver,

¿Y si no va a volver, a razón de qué tantos guiños, tantas claves, tantas mariposas amarillas?  ¿No estaban concluidos esos asuntos pendientes?  Esta es otra de esas canciones que ancla al pasado, que nos hace recordar que todo lo vivido, a pesar de tanta risa, fue crecer viendo a mi alrededor paranoia y dolor.  Al menos antes sabía que no entendía nada de lo que estaba pasando.  Ahora ni esa certeza queda

CRIMENES PERFECTOS
¿Sentiste alguna vez lo que es tener el corazón roto?
¿Sentiste a los asuntos pendientes volver,
hasta volverte muy loco?
Si resulta que sí, si podrás entender
lo que me pasa a mí esta noche
Ella no va a volver y la pena me empieza a crecer, adentro
La moneda cayó por el lado de la soledad y el dolor

Todo lo que termina, termina mal, poco a poco
Y si no termina se contamina más y eso se cubre de polvo
Me parece que soy de la quinta que vio el mundial 78,
me tocó crecer viendo a mi alrededor paranoia y dolor
La moneda cayó por el lado de la soledad otra vez

No me lastimes con tus crímenes perfectos,
mientras la gente indiferente se da cuenta
De vez en cuando, solamente sale afuera la peor manera

Si resulta que sí, si podrás entender
lo que me pasa a mí esta noche
Ella no va a volver y la pena me empieza a crecer, adentro
La moneda cayó por el lado de la soledad y el dolor
La moneda cayó por el lado de la soledad otra vez
La moneda cayó por el lado de la soledad.






Para Resaltar:
La moneda cayó por el lado de la soledad

2 comentarios:

Julian Andres dijo...

No sabia que canciones tan buenas existieran...amo el Rock en español.

Rosarito dijo...

Buenas hay muchas más, Julián. Trataré de traerlas con más frecuencia.

Gracias por visitar el blog